Un día me decidí a GANAR y lo logré


Existe un tipo de emprendedor que a pesar de tener algún tiempo incursionando en los cibernegocios, de lograr de vez en cuando algún ingreso, y de haber dedicado ya bastante tiempo a estudiar y leer cuanto manual gratuito ha llegado a su computadora, aún no se ha decidió a dar el paso definitivo para consolidar su empresa.

Si usted es este tipo de emprendedores, créame que lo entiendo,  a mí me paso, en un principio no me atrevía a asumir algún compromiso de pago formal sin estar segura que el negocio sería autofinanciable; y por otra parte, no construía nada concreto pues dividía mi atención, tiempo y esfuerzo en andar experimentando aquí y allá, con uno y con otro negocio.

El tiempo pasaba y yo no veía los resultados que esperaba, y esto empezaba a parecerme cansado y aburrido… Hasta que un día me decidí a GANAR y lo logré!

Fue hasta que me pregunte… ¿Qué estoy haciendo? y ¿hacia dónde voy con todo esto? Que me respondí con honestidad dándome cuenta que si seguía por el mismo camino nunca tendría el negocio en Internet que yo deseaba.

Entonces me decidí a cambiar, y trace un plan que lleve a la práctica al 100% y saben que paso… Me funciono de maravilla, tanto que lo repetí varias veces y siempre con buenos y en algunos casos excelentes resultados.

De este plan les hablaré con más detalle en otro momento pero por ahora debo confesar que el primer paso, y el más importante, fue reconocer que no bastaba con leer notas viejas o desactualizadas, que no era suficiente andar de blog en blog encontrando información confusa o incompleta, andar en los foros buscando respuestas que a veces nunca llegaban.

Tuve que aceptar que necesitaba ayuda, así de simple, con toda humildad lo tengo que decir, necesitaba guía, un mentor y decidí conseguirlo.

Pero yo no quería cualquier mentor, necesitaba apoyo, pero no cualquier apoyo, tenía que ser el mejor, y para hacerlo tenía que enfocarme y decidir por cual camino quería avanzar.

Decidí empezar por probar a ganar dinero a través de crear contenidos para colocar publicidad y así me di a la tarea de buscar referencias, hasta que encontré al más reconocido en el medio de habla hispana, Javier Buckenmeyer, quien además me enseño lo necesario para crear mis primeras páginas web (Por cierto ahora tiene un  curso gratuito)

Con su ayuda no tarde en ver resultados, al principio modestos pero con una perspectiva de crecimiento a corto, mediano y largo plazo.

Comprendí que valía la pena darle formalidad a mi negocio, lo que había invertido en capacitación no fue nada comparado con lo que gane en tan solo el primer año, otros de mis gastos necesarios fueron el dominio propio y el hospedaje de mis web, independientemente que seguí utilizando algunos de mis blogs gratuitos de Blogger.

Después decidí probar con otros tipos de negocio, pero de ellos les hablaré en la próxima nota. No dejen de leerla.

Diana Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco su comentario, para quienes escribimos en un blog siempre es grato recibir la retroalimentación de quien nos lee.

Alto al Spam

Estimados lectores, el acoso de los spammers ha aumentado considerablemente por lo que debo tomar algunas medidas restrictivas. Por favor, procure que sus comentarios estén relacionados con la entrada, comente con su nombre y no ponga enlaces si no son relevantes, si lo hace, agradeceré que sean inactivos. Espero contar con su comprensión.